Archivo de la etiqueta: chalk paint

DIY: Cajita de madera con transfer

Hace tiempo compré en Holamama Shop una cajita de madera con un único propósito: que me sirviera como “hucha” para ahorrar para un gran viaje que espero hacer muy pronto. Cuando empecé con mi propósito de ahorro me di cuenta de que una vez la abra para comprar mis billetes querré empezar a llenarla de nuevo para la siguiente aventura. Por eso decidí que quería ponerla bonita, ya que iba a ser una caja especial.

Caja_transfer_BBB

Este proyecto necesita muy poco material: un botecito de Chalk Paint, un pincel, el líquido para hacer el transfer y el diseño que quieras transferir. En este caso vamos a transferir sobre madera pero puedes hacerlo sobre casi cualquier superficie, como tela o cristal.

 

Lo primero es pintar la cajita de madera. Yo utilicé un pincel de esponja para no dejar rastro de los brochazos y tener un acabado más uniforme. Apliqué dos capas de pintura, con su debido tiempo de secado entre capa y capa (aproximadamente una hora).

Caja_transfer_BBB_1

Una vez la pintura esté completamente seca tienes que recortar el diseño que hayas elegido lo más cerca posible de los bordes, dejando siempre 2 o 3 milímetros de margen. Recuerda leer las indicaciones del fabricante del líquido de transferencia. En mi caso hay que imprimirlo en impresora láser y, como lleva texto, en espejo para que luego se lea bien.

Caja_transfer_BBB_2

Lo siguiente es aplicar el líquido con un pincel sobre la imagen a transferir. No te cortes, mejor ser generoso y que quede bien impregnado. Después aplica también líquido sobre la tapa de la caja.  Como no quería que se manchara demasiado me inventé un pequeño truco: recoge el recorte de tu imagen y úsalo como plantilla para saber dónde aplicar la cola.

Caja_transfer_BBB_3

Caja_transfer_BBB_4

Después coloca el dibujo con la tinta hacia abajo sobre la tapa de la cajita y presiona con el dedo para que quede bien pegado. No te preocupes si se sale el líquido; si te quedan pegotes puedes quitarlo con un poco de papel antes de que se seque. Es importante que insistas bien sobre todo el dibujo para que no queden burbujas de aire ni zonas sin pegar.

Caja_transfer_BBB_5

Déjalo secar el tiempo que te indique el fabricante de tu líquido de transferencia. Asegúrate de que está totalmente seco antes de seguir. Ahora moja tu dedo en agua y vete empapando el papel poco a poco mientras rascas para levantarlo. Ve con cuidado porque si aprietas demasiado podrías levantar el dibujo o disolver la pintura.

Caja_transfer_BBB_6

Déjalo secar y ¡ya tienes tu transferencia terminada! En mi caso repasé después con algo de Chalk Paint los sitios donde se había quedado la cola fuera del dibujo para tapar ese pequeño brillito y que quedara todo mate de nuevo.

Caja_transfer_BBB_8

Aún no sé si le añadiré algún detalle más. Quizá forre la cajita por dentro con tela o papel para darle un toque distinto pero de momento ha vuelto a cumplir su función, ahora mucho más apropiada.

Ya has visto que somos auténticas fans del transfer, ¿tú te has animado ya a probarlo?  Te animamos a que lo hagas, es una técnica de lo más sencilla y efectiva.

 

DIY: Individuales con chalk paint

Somos muy fans del chalkpaint, no es algo nuevo, y esta vez lo he utilizado para darle un aire nuevo a unos individuales de corcho.

Tenía muchas ganas de hacer algo distinto para la hora de desayunar, y como últimamente tengo obsesión con la combinación blanco-negro-mint me he lanzado a personalizar estos individuales con formas geométricas sencillas (y encima a juego con los cuencos preciosos que me auto-regalé en navidad).

DIY salvamantel con chalkpaint Bueno Bonito y Barato (2)

Es una manualidad súper fácil y también rápida, y que encima nos saldrá bastante barata.

Lo que vas a necesitar es:

– Pintura chalk paint en los colores que más te gusten y un pincel. En este caso he utilizado Gris casi negro, Blanco antiguo y Poetic.

– Una regla y un lápiz para marcar las distancias.

– Washi tape o celo para marcar las guías o límites de tus dibujos.

Individuales de corcho. En este caso he usado unos que venden en Ikea, que vienen 4 uds y cuestan unos 4 euros.

DIY salvamantel con chalkpaint Bueno Bonito y Barato (3)

Sabía que quería algo geométrico, así que lo que he hecho ha sido situar los platos, cubiertos y vaso para ubicarlos en su posición habitual, y así delimitar las distintas zonas que tendrá el salvamantel. Con el washi tape he marcado las lineas límite para los colores, teniendo mucho cuidado en que quedara bien pegado.

DIY salvamantel con chalkpaint Bueno Bonito y Barato (2)

Después he ido dando color con el pincel eligiendo los distintos colores. Una vez que la franja gris de los cubiertos estaba seca, coloqué una nueva banda de washi para superponer los tonos.

DIY salvamantel con chalkpaint Bueno Bonito y Barato (6)

Sólo nos queda dejar secar bien, y¡Ya está! Salvamanteles nuevos para la hora del desayuno.

DIY-salvamantel-con-chalkpaint-Bueno-Bonito-y-Barato-(4)

DIY salvamantel con chalkpaint Bueno Bonito y Barato (5)

¿Qué te ha parecido? ¿Rápido y fácil, verdad?

Si te animas a probar nos encantará ver tus proyectos. Sube tus fotos a Instagram y añade la etiqueta #diybbb. ¡Te esperamos!

DIY:Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage

Mira que me gusta todo lo que tenga un toquecito a antiguo. Si… ya sé que se ha puesto de moda, pero desde que vine de Amsterdam quería hacer esta manualidad y ya por fin me he puesto manos a la obra. Allí me compré unos números decorativos para colgar de la pared, que estaban pintados en varios colores con toda la pintura descascarillada, y la verdad es que la estética me encanta. Es como si con el paso de los años se hubieran repintado y ahora que ya están viejitos se dejaran ver todas las capas que han tenido con el tiempo.

Eso es lo que quise hacer con esta cajonera. Una cajonera pequeña de IKEA que he renovado para darle un aspecto vintage. Aprendí muchas técnicas en los talleres de Chalkpaint en Holamamá y hoy quiero contaros algunos truquitos para conseguir este aspecto antiguo.

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage con chalk paint

¿Qué he utilizado?

– Cajonera de ikea de cajoncitos pequeños

– Chalk paint “Casi negro”, “Poetic” y “Blanco antiguo”

– Pincel plano, lija de dos grosores, destornillador y una velita de Ikea

– Tiradores con aspecto vintage

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage

Lo primero que hice fue buscar unos tiradores que tuvieran ese aspecto antiguo de archivador de oficina, con sus porta etiquetas. ¡Me encantan! Así que después de dar muchas vueltas decidí comprarlos en Etsy en una tienda que es para volverse loca que se llama Little Hardware.

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage

Y después de tener todos los materiales preparados nos pusimos manos a la obra.

Para que los tiradores luzcan bien, debemos darle la vuelta a todos los cajoncitos para esconder la ranura que viene en la cara anterior. Así que ahora nuestro frontal serán todas las caras posteriores de los cajoncitos.

Lo primero que hice fue usar el color “Casi negro” de chalk paint. En este caso sólo quería dar ese aspecto oscuro a las aristas de los cajoncitos, así que pinte todos los filos con una buena capa de pintura y lo dejé secar bien.

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage

Después, con una velita de Ikea (de las pequeñitas que vienen en bolsas de cien) cortada por la mitad, unté de cera las aristas sobre las zonas pintadas con pintura negra. Este truco lo aprendí en el taller de Holamamá de Chalkpaint (entre otros muchos) y sirve para que después la pintura que se ponga encima no se adhiera del todo y sea más fácil sacarla después.

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage

Ahora le toca el turno a la pintura “Blanco antiguo”. Estoy enamorada de este color. Ahora si pinté los cajones en su totalidad y después deje secar por completo. Una vez secos, repetimos la operación con la velita en las zonas que nos interese mostrar después. Además de en las esquinas también hice el mismo proceso aleatoriamente por distintos trozos de las caras.

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage

Y por último pinté todos los cajones con “Poetic”, que es un tono verde mint rebajado que me chifla.

Una vez seco de nuevo, utilicé la lija gorda para arañar los cajones en sus caras, haciendo más fuerza en las aristas. Poco a poco la pintura de las ultimas capas empieza a desaparecer, dejando ver la pintura que hay debajo. Cuando tengas el efecto que quieres, pasa una lija fina para rematar los acabados. No te preocupes por la técnica, ya que para darle ese aire viejo hay que maltratar un poco la madera. Eso le dará un acabado mucho más real.

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintage

Para rematar, atornillamos los tiradores y ¡Listo! Ya tenemos un precioso archivador para nuestro escritorio con un aspecto vintage que me chifla. Estoy feliz con el resultado. Ahora no se dónde ponerlo ni para qué usarlo, porque me gusta en todas partes.

DIY Transforma una cajonera de Ikea en un archivador vintagecajonera vintage con cajones de IKEA y chalk pain

¿Y vosotros? ¿ Conocíais estas técnicas de pintura? ¿Tenéis otros truquitos que siempre dan grandes resultados? Contadnos vuestras experiencias, y como siempre, si os animáis a probar enseñadnos vuestros proyectos DIY a través de Instagram con la etiqueta #diybbb.

Guía de tiendas: Holamama Shop

Arrancamos la sección Guía de tiendas del nuevo Bueno, Bonito y Barato con un invitado de honor. Como ya sabéis, porque os lo hemos recomendado muchas veces, es para nosotras un punto de referencia a la hora de buscar lo necesario para llevar a cabo nuestras manualidades. Os estoy hablando, cómo no, de Holamama Shop.

Holamama es, como reza su eslogan, el lugar donde encontrarás todo lo que necesitas para ser creativo. Toda su actividad se centra en sus tres pilares básicos: blog, shop y store.

En Holamama Shop, su tienda online, encontrarás una gran variedad de productos que van a hacer de tus proyectos todo un éxito. Desde herramientas básicas hasta una sección muy amplia de papelería, pasando por sellos, tintas o material para labores. ¿Lo mejor? Su completísima sección de kraft, donde encontrarás lo más buscado: cartulinas, papeles, etiquetas y una amplia colección de sobres en distintos tamaños.

Holamama_1

Además, desde hace casi un año los que vivimos en Madrid podemos disfrutar de Holamama Store, la primera tienda física de Holamama donde ver y tocar en directo todos los productos de su web. Pero no acaba aquí, porque en su local de la Calle Ulises también se imparten talleres periódicamente como los de iniciación a la Autentico Chalk Paint, de la que son punto de venta oficial.

instaxday-holamama-16

Tanto si vives en Madrid como si no, no tienes excusa para darte una vuelta por sus estanterías físicas o virtuales y echar un vistazo a todos sus productos. Seguro que no puedes irte con las manos vacías.

www.holamama.es

Holamama Store (C/Don Ramón de la Cruz 70, Madrid)

 

DIY fiestas: Una caja de fresas con chalk paint

¡Buenos días! Como hemos anunciado esta mañana estamos de vuelta y queremos celebrarlo con un nuevo tutorial que podéis  hacer en casa pensando en vuestras fiestas o quizá en la navidad que está por llegar.

Hoy quiero enseñaros esta cajita de fresas que aproveché hace unos meses para una fiesta infantil. Después de un poco de pintura chalkpaint sirvió como bandeja para los brownies que colocamos en la mesa de dulces de la fiesta de comunión de Silvia.

¿Qué os parece? ¿Quedó bonita, verdad?

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

La pintura chalk paint es una pintura muy fácil de utilizar y con un acabado mate que nos encanta. No necesitas preparar la base sobre la que vas a pintar, sino simplemente ponerte manos a la obra.

Para realizar esta manualidad necesitarás:

– Una caja de madera de fresas o similar

– Chalk paint color Blanco antiguo y color Poetic. (Aunténtico Chalk Paint)

– Un pincel o rodillo de espuma

– Un pincel de estarcido

– Un trocito de plástico transparente adhesivo (forro de libros)

– Lápiz, tijeras o cutter de precisión.

 

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar la caja de fresas y dejarla que seque.

Para conseguir este tono mint suave hicimos una mezcla de los dos tonos de pintura, Blanco antiguo y Poetic, así rebajamos un poquito el color para que quedara un poco más pastel.

Empezamos a pintar la caja por todas sus caras hasta conseguir tapar bien los dibujos de la caja, y que quede un color totalmente uniforme. Para las esquinas y la zona de las grapas usamos un pincel pequeño, para que la pintura entre bien en todos los espacios.

Una vez terminado, dejamos que la cajita seque del todo.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Mientras tanto, preparamos la plantilla del texto que queremos que aparezca en la cajita. En nuestro caso se convertiría en una bandeja para brownies de chocolate, por lo que elegimos la palabra BROWNIE para el estarcido.

Puedes elegir la palabra que quieras. Solamente tienes que tener en cuenta las medidas totales del ancho de la caja para que tu texto encaje bien y quede bonito. En este caso hemos elegido la fuente STENCIL ya que está preparada para hacer este tipo de plantillas. Así todas la letras se leerán bien y podrás hacerla fácilmente.

Para hacer la plantilla dibujamos las letras en un folio en blanco, pero pintando la palabra del revés, es decir, como si la vieras a través de un espejo.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Para poder transferir nuestra palabra a la cajita, vamos a pintar la cara de atrás de este folio con un lápiz blandito, creando una masa de mina que cubra toda la palabra por detrás. Es una forma casera de transferir sin necesidad de usar papel carbón.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Una vez pintada toda la parte posterior, colocaremos nuestra plantilla sobre el protector de papel del plástico adhesivo, y redibujaremos de nuevo nuestras letras, haciendo que se transfieran en la misma posición. Ayudate con un poco de washi tape para que la plantilla no se mueva. Además así podrás ir levantando poco a poco y con cuidado la plantilla para ver si tus letras se transfieren correctamente.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Una vez marcado nuestro dibujo del contorno de las letras retiramos la plantilla y remarcamos el contorno de las letras para verlas bien.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Ahora llega el trabajo delicado. Con un cutter de precisión cortaremos la parte interior de las letras con mucho cuidado, dejando vacíos los interiores de las letras.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Una vez tengas tu plantilla recortada del todo, probaremos a colocarla sobre la caja para ajustarla en ancho y alto. Colocaremos un poco de washi tape para fijarla en la posición que más nos guste. Retiraremos el protector de papel poco a poco y con cuidado, y pegaremos el plástico adhesivo a la cajita. Ten cuidado con las partes más estrechas de las letras para que al pegarlo no queden torcidas.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Ahora toca el estarcido. Esta vez hemos elegido la pintura Chalk Paint Poetic, sin mezclar con el blanco. Así las letras harán un pequeño contraste sobre el color suave de la caja.

Necesitaremos el pincel de estarcido y también un cartoncito o base de plástico para extender un poquito de pintura. Cogemos un poco de pintura con el pincel sin restregarlo, sino posandolo en posición vertical sobre la pintura. En un papel descarga un poquito de pintura dando unos golpecitos. Así evitarás el exceso de pintura.

Ahora aplicamos la pintura sobre la plantilla dando pequeños toquecitos manteniendo siempre el pincel en posición vertical. Nunca arrastres el pincel, solo ligeros golpecitos hasta completar toda la superficie de las letras. Si arrastras o remueves el pincel sobre la superficie, la pintura puede entrar por los bordes de la plantilla y estropear el dibujo.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Una vez terminado, retira con cuidado la plantilla muy despacito y deja secar la pintura.

No esperes a que seque para retirarla, ya que si lo haces, al levantar la plantilla puedes estropear la pintura de las letras.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

¡Y listo! Ya tenemos nuestra bandeja de madera personalizada para nuestros brownies de chocolate. Colocamos una base de papel de horno y encima fuimos colocando todos los cuadraditos de chocolate. ¿A que ha quedado bonita?

Como ves, la técnica del estarcido es una técnica sencilla que puedes usar en casi cualquier proyecto y superficie.

BBB. DIY caja de fresas con chalk paint

Si quieres ver el resto de detalles de la mesa de la fiesta infantil que preparamos en Nice Party puedes verla al completo aquí.

¿Te animas a probar? ¿Qué objeto personalizarías con esta técnica?

¿Ya has hecho alguna manualidad o tutorial con la técnica del estarcido?

¿Conocías la pintura Chalk Paint?

Cuéntanos tus ideas, anécdotas y proyectos en los comentarios. ¡Te esperamos!