Maletas antiguas: una segunda vida

Creo que a todo el mundo le encantan las maletas antiguas. Su aire retro les da cierto aire especial que no pasa de moda, como si tuvieran mil historias que contar. Con eso y con todo, desafortunadamente nos hemos acostumbrado a nuestras maletas modernas con ruedas, más resistentes y ligeras que nos hacen la vida viajera más fácil. Si aún conservas maletas antiguas y no quieres que queden en un armario o trastero cogiendo polvo, échale un vistazo a estas ideas para darles una segunda y más estética vida.

Esta idea es del blog Design Sponge y consiste en instalarle unas pequeñas ruedas para convertirla en una nueva forma de almacenamiento.

Esta otra idea llega desde la tienda Quirks By Annie (Etsy) y duele un poco más porque estas maletas están cortadas por la mitad. Si te da pena cortarlas seguro que puedes encontrar otra opción menos agresiva para exponer tus maletas como estanterías.

¡¡¡Nueva mesilla de noche!!! Apila tus maletas por tamaños y tendrás esta mesilla vintage con muchísimo encanto. La idea es de Apartment Therapy y te permitirá tener siempre expuestas tus pequeñas joyas.

Y si tus maletas son más bien de mano y no te puedes permitir ninguna de las ideas anteriores, siempre puedes usarlas para decorar como ves en esta idea de Post Road Vintage. Busca un rinconcito acogedor y llena la maleta con lo que tú quieras para crear un nuevo punto de atención en tu casa.

2 pensamientos en “Maletas antiguas: una segunda vida

  1. El taller de los viernes

    …..me gustan mucho este tipo de maletas en la decoración de casa…la mesilla de noche queda fenomenal…

    Responder

Deja un comentario