Hace poco hemos tenido que preparar una tarta de mentira para una fiesta de cumpleaños. En la fiesta no se iba a ofrecer tarta como postre, pero no quisieron renunciar a la típica tarta de cumpleaños, para soplar las velas.

Así que el tutorial que vamos a ofreceros a continuación explicará todos los pasos que necesitas saber para poder conseguir una tarta falsa como ésta.
final

Los materiales que necesitarás son:

-Cajas grandes de cartón

-Cola blanca

-Un pincel

-Aguaplast

-Agua

Para la decoración hemos utilizado:

-Cinta marrón de envoltorios

-Un cordón blanco de algodón (en mercerías)

-Tinte textil rojo

-Velas grandes

-Chucherías y caramelos.

Nuestra tarta tiene 3 pisos diferentes, cada uno de un diámetro distinto. Lo primero que tienes que hacer es calcular el tamaño de la tarta que tú quieres, para saber cuánto cartón necesitas.

Lo primero que hemos hecho ha sido el piso superior: recortamos dos círculos del mismo tamaño y una tira estrecha y larga que nos serviría para forrar el perímetro del primer cilindro. Además utilizamos un trocito de cartón doblado que nos servirá de sujeción entre las dos bases redondas.


1

Primero formamos el cilindro con el rectángulo de cartón, que unimos con un poco de celo para ayudarnos a pegar la base redonda con cola blanca.

Ahora pegamos un cartón doblado varias veces, como puedes ver en la foto, que servirá de refuerzo interior al cilindro, además de ayudarnos a la hora de pegar la base superior.

2

Con una buena cantidad de cola, y ayudándonos del pincel, pegamos la base que nos falta.
3
4
5

Siguiendo el mismo proceso, montamos los otros dos pisos, todos de distintos diámetros, según como quieras que quede tú tarta falsa.

6

Cuando tengas montados todos los pisos, pégalos con cola blanca uno encima del otro, para conseguir la estructura final de la tarta.

Para darle un aspecto más real al cartón. Hemos hecho una mezcla de agua y aguaplast, y hemos vertido la mezcla por toda la tarta, aplanándola con un cartoncillo rígido, o un plástico, dándole un acabado con aspecto de nata, o merengue.


7

Cuando tengas toda la tarta recubierta de la mezcla, y ya no veas el cartón, puedes empezar con los detalles.

Preparamos un poco más de mezcla, con mas cantidad de agua, para dejarla caer por los bordes. Esto creó unas pequeñas gotas que se fueron secando a medida que caían, dando un aspecto más real a la tarta.
9

Para rematar el aguaplast, tuvimos que pasar una lija fina por algunas partes, sobre todo por las zonas horizontales. Puedes hacer esto para eliminar los trazos que se puedan crear al exparcir la mezcla con el cartoncillo, y dejarlo asi mas uniforme y liso.

Para la decoración de la tarta, colocamos una cinta marrón finita en la base de cada cilindro.
8

La tarta queda terminada. Ahora puedes añadirle más cosas de decoración o simplemente dejarla así.

Nosotros queríamos ponerle velas, velas grandes, así que teniamos que asegurarnos de que quedaran fijas, y no se pudieran caer mientras se desplazara la tarta.

Para ello usamos un cordón blanco de algodón que teñimos con colorante rojo. El aspecto final fue unas bandas de color fresa que pegamos en cada piso, funcionando de tope para las velas.

Después con caramelos y gominolas terminamos la decoración de la tarta, y éste fue el resultado.
final

Si te atreves a intentarlo, ¡enséñanos tu trabajo! Escribenos a triplebinfo@gmail.com

Comentarios

Deja un comentario

%d a los bloggers les gusta: