DIY disfraces: El cetro de la Reina de Corazones

Empezamos con las ideas y tutoriales de disfraces para el próximo Halloween. Y hoy, para abrir boca, os enseñamos a personalizar un complemento que no puede faltar a toda Reina de Corazones: su cetro. ¡Que le corten la cabeza!

Cetro_ReinaCorazones

Los materiales que vamos a necesitar son:

– Un palo de madera

– Un corazón de porexpan

– Tempera roja

– Pistola de pegamento

– Cintas de varios anchos y acabados

– Un tornillo, un martillo y un destornillador

– Cola blanca y un poquito de celo

– Adornos para personalizar el cetro

Lo primero es que pienses cómo quieres que sea el resultado final. Esto te va a ayudar a centrarte en encontrar todos los materiales para personalizar tu cetro. Una vuelta al bazar más cercano nos sirvió para comprar algunas plumas, las cintas, las pegatinas y el corazón. Los “rubíes” son piedras decorativas de acuario 😉

Te recomendamos que empieces por pintar tu corazón. El nuestro está pintado con temperas pero también puedes utilizar pintura acrílica. Puedes darle dos capas para asegurarte que queda bien cubierto. Para pintarlo completo y dejarlo secar puedes clavarle un palito por la base y pincharlo en una maceta o bote.

Cetro_ReinaCorazones_10Mientras se seca el corazón puedes empezar por cortar el palo de madera a la medida que te sea más cómoda, el nuestro mide unos 45 centímetros aproximadamente. Ahora coge la primera cinta, la más gruesa, y sujeta un extremo con un trocito de celo. Empieza a enrollar la cinta alrededor del palo cuidando que la separación entre las vueltas sea siempre igual.

Cetro_ReinaCorazones_4

Cuando hayas decidido si te gusta cómo está colocado es el momento de utilizar la pistola de pegamento. ¡Ten mucho cuidado! El pegamento sale muy caliente y si te cae sobre la piel puede provocarte quemaduras. Utiliza un cartón para proteger la mesa y pon un punto de pegamento en el inicio de la cinta para pegarla a la madera. Haz lo mismo en el extremo opuesto. Si lo has apretado lo suficiente con eso valdría, si no tendrás que ir poniendo puntos de pegamento a lo largo del palo para fijar la cinta. Una vez hayas terminado, haz lo mismo con una segunda cinta más fina; nosotras hemos usado una de terciopelo negro.

Cetro_ReinaCorazones_5

Para sujetar el corazón de porexpan al palo clava la punta de un tornillo con un martillo y después empieza a apretarla con ayuda de un destornillador. Ahora solo tienes que aprovechar el agujero que has hecho para dejar secar el corazón y girándolo poco a poco dejarlo clavado en el tornillo. Puedes añadir un poco de cola blanca en el agujero para que se fije mejor.

Cetro_ReinaCorazones_6También puedes poner más cola blanca o pegamento caliente en la base del palo donde se apoya el corazón para darle mayor protección y fijación.

Ahora empieza la parte divertida, ¡decorar tu cetro! Nosotras nos hicimos con unas pegatinas brillantes que hemos pegado a los lados del corazón como si fueran pequeñas piedras incrustadas.

Cetro_ReinaCorazones_7Para disimular la junta entre el corazón y el palo, y darle más gracia a nuestro cetro, hemos pegado algunas plumas negras. Puedes comprarlas pequeñas o cortarlas a la medida que te haga falta. Si decides recortarlas recuerda hacerlo siempre por el “tallo” para que las puntas de las plumas no queden tiesas. Pégalas al palo con un puntito de pegamento caliente y ten mucho cuidado, ya que las plumas son muy finas y podrías quemarte al fijarlas.

Cetro_ReinaCorazones_8

Para rematar la decoración hemos añadido un trocito de cinta roja por encima de las plumas que también nos sirve como fijación y le hemos colocado un par de piedras rojas: una sobre la cinta y otra en la parte superior del corazón simulando una piedra preciosa.

¡Ya está! Ya tienes tu cetro personalizado para completar tu disfraz de La Reina de Corazones. Recuerda que aquí te damos una guía pero tú puedes hacer tu propia versión decorándolo a tu gusto.

Cetro_ReinaCorazones_9

 

Y tú, ¿cómo completarías tu cetro? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

4 pensamientos en “DIY disfraces: El cetro de la Reina de Corazones

Deja un comentario